Durante el primer mes después de haberte hecho tu microblading debes tener cuidados con el sol y aplicar crema especial para que el color y la técnica se mantengan . Durante la primera semana evitar piscinas y no arrancar las costras. Durante los tres primeros días, evitar el ejercicio para que el sudor no afecte el procedimiento.